¿Cómo desayunar saludable para bajar de peso?


¿Cómo desayunar saludable? 4 Alimentos imprescindibles

¿Cómo desayunar saludable para bajar de peso? Siempre se ha dicho que el desayuno es la comida más importante del día y esto es muy cierto, porque es la comida que nos proporciona la energía necesaria para tener un buen rendimiento en todas las actividades del día.

Un desayuno completo debe tener todos los macronutrientes que nuestro cuerpo necesita. Los alimentos más recomendados para aportar todos los nutrientes necesarios para el organismo son: cereales (sin azúcares y preferentemente integrales), lácteos, zumos naturales y huevos cocidos o a la plancha.

Pero muchas personas piensan que esta comida puede ser cualquier cosa y no es así, el desayuno debe ser una comida nutritiva y saludable, que no solo satisfaga el hambre, sino que también aporte fibra y las vitaminas que el cuerpo requiere para activarse en las mañanas.

Los beneficios de un desayuno saludable son incalculables, así que es importante saber cómo preparar y comer un desayuno delicioso y provechoso.

¿Por qué se debe desayunar todos los días?

El desayuno es una fuente de energía muy importante para muchas personas. Aunque para algunas de ellas comer en la mañana no es prioridad, un desayuno completo y saludable es clave para que alcances los objetivos físicos que te has planteado.

Si deseas bajar de peso y has entrado en un gimnasio para ejercitarte, el desayuno es primordial para ti, porque si no comes en las mañanas, a mitad del día tendrás hambre y comerás lo primero que encuentres, que generalmente es la opción menos saludable.

Un desayuno saludable te dará fuerza y energía no solo para enfrentar el día, sino también para puedas seguir tu dieta de alimentación y ejercicios sin sufrir ataques de hambre durante el día.

Hay muchas personas que por el tiempo o por rutina, saltan el desayuno y no comen algo hasta casi el mediodía, por lo que pierden vitalidad y a menudo se encuentran cansados y deprimidos.

Si quieres desayunar de una manera más saludable y tener una buena condición física, puedes empezar cambiando tus hábitos de compra.

¿Qué se debe comprar para tener desayunos más nutritivos?

¿Qué debo comprar para un desayuno saludable?

La sección de desayunos de los supermercados, a menudo ofrece las opciones menos nutritivas y saludables. Los productos que la publicidad señala como sanos, en realidad están llenos de grasas y azucares de baja calidad.

Los batidos, galletas, bebidas de cacao, barras energéticas, panes, cereales, panecillos, tortitas, bollos, zumos, mermeladas y la lista de desayunos que están etiquetados como saludables, están lejos de serlo y tienen un valor nutritivo muy pobre.

Otra alternativa muy popular, son los productos “light” que ofrecen las industrias, que a pesar de ser retratados como nutritivos están lejos de serlo. A menudo están llenos de almidones, aromas, aceites vegetales y edulcorantes que no aportan los nutrientes que una dieta saludable requiere.

Por eso, lo primero que debes hacer es alejarte de esa sección y buscar opciones frescas en otros lugares del supermercado, porque a pesar de lo que la publicidad muestra, no hay un alimento prohibido en el desayuno, siempre y cuando sea fresco y no procesado.

Ideas para un desayuno saludable

Ahora que ya sabes la importancia de consumir un desayuno equilibrado, puedes empezar a construir lo que sería tu desayuno saludable ideal. 

Si eres una de las personas que no tiene tiempo para cocinar en las mañanas, puedes hacer tu desayuno por la noche y solo calentarlo en la mañana si es necesario o tener tu desayuno para llevar.

A continuación, te damos algunos ejemplos de desayunos saludables, que puedes hacer para que te sientas con más energía y tengas un mejor bienestar general:

Zumos, smoothies y batidos caseros

Son la mejor opción para las personas que tienen el tiempo contado y necesitan desayunar algo nutritivo y saludable, pero que pueda hacerse rápidamente.

Estas bebidas no son sustitutas de una comida completa y no hay que abusar de ellos, pero si pueden convertirse en un desayuno nutritivo, especialmente si son hechos en casa, con ingredientes que sean de temporada y recurrir al azúcar procesada o a los endulzantes.

Puedes usar las frutas que desees y combinarlas con hierbas, semillas, miel, agua de coco, avena, leche de almendra o de coco, cacao y cualquier otro producto saludable que te guste y pueda ser batido con el resto de los ingredientes.

Cereales

Estos no son los cereales que imaginas, son cereales naturales que puedes comprar y combinar naturalmente como lo desees. La avena es uno de los cereales más accesibles, pero hay muchos más de donde elegir.

Existen los cereales de quínoa, de espelta y de centeno, también están los cereales completos, que a pesar de requieren una cocción previa y algunas veces remojo, son una gran opción.

Otra alternativa que puedes tomar, es combinar varias semillas, especias y frutos secos. Estos los mezclarás con frutas, ya sea fresca o seca, con leche, yogurt o jugo natural.

Bizcochos y galletas saludables

Si te empezar las mañanas con un bizcocho o una galleta, no debes renunciar a eso, solo debes cambiar sus ingredientes por otros más sanos y comerlos solo de forma ocasional.

Debes reducir el azúcar añadido, cambiar la harina refinada por otras integrales y con más nutrientes. Puedes escoger la avena o también frutos secos molidos e incorporar grasas saludables y proteínas.

Una opción interesante, son las versiones saladas de estos alimentos, que son sencillas de preparar y puedes hacerlas a tu gusto, combinando las semillas y especias que quieras.

Te puede interesar «¿Cómo preparar una cena saludable para niños?«

Frutas

Las frutas siempre son una excelente opción para desayunar saludable y lo mejor es que puedes comerlas como lo desees. 

Puedes hacer una ensalada de fruta con todas tus preferidas, o una ensalada griega con sandia, queso feta y sandia. La fruta asada es deliciosa con frutos secos y yogurt natural o quizás puedas hacer una compota sin azúcar y comerla con pan.

Todas estas opciones son deliciosas y saludables, puedes hacer las combinaciones que desees. Así no te aburrirás y tendrás desayunos para la semana que te saciaran y te llenaran de energía para empezar tu día.

Recuerda que esto no solo es por tu salud física, el desayuno puede ser la parte de tu día donde te relajas y comes tus alimentos favoritos. Si lo haces disfrutarás de la calma antes de salir al mundo. 

Toma tu desayuno todos los días y ten ese momento para estar contigo mismo en paz y sal a conseguir todos tus objetivos con tu cuerpo en armonía. 

Artículos Recientes