¿Cuál es más saludable la mantequilla o la margarina?


¿Cuál es más saludable la mantequilla o la margarina?

¿Cuál es más saludable la mantequilla o la margarina? A todos nos gusta una buena rebanada de pan tostado por las mañanas. Sobre todo si está untado con mantequilla o margarina. Pero siempre ha habido un debate sobre cuál de ambas es más saludable que la otra para nuestro organismo.

La margarina suele ser mejor para la salud del corazón. La margarina esta elaborada a partir de aceites vegetales, esto hace que contenga grasas buenas (insaturadas, monoinsaturadas y poliinsaturadas. Estas grasas buenas ayudan a reducir significativamente el colesterol malo y las lipoproteínas de baja densidad.

A la hora de hacer la compra, nos vamos por la opción que la publicidad nos dice que es la más sana. Pero nunca nos molestamos en investigar si realmente el producto que compramos es el mejor para una dieta balanceada.

El debate de margarina vs mantequilla siempre ha sido álgido. Pero ambas tienen distintas propiedades y características que las hacen distintas en su propia clase.

La eterna rivalidad de la mantequilla y la margarina

¿Cuál es más saludable la mantequilla o la margarina?

Anteriormente, la mantequilla era considerada como la más dañina entre ambas, por lo que la margarina se alzaba como la alternativa más sana. Pero actualmente, ambas tienen puntos a favor y en contra.

Algunas personas sienten que el sabor de una es distinto a la otra y por eso eligen su opción favorita. Otros piensan que una es más saludable que la otra y escogen la alternativa que consideran más sana.

La mantequilla siempre se ha preferido como materia grasa para hacer dulces y pasteles. Pero la margarina también se ha venido usando en ese campo para recetas dulces y para la panadería.

Por eso, no hay un ganador claro en el tema de que es mejor la margarina o mantequilla. Lo más recomendable es conocer el origen y características de cada una, para poder decidir cuál es la mejor para nosotros. 

Características de la mantequilla y de la margarina

La mantequilla y la margarina tienen sus similitudes, pero existen elementos claves que hacen reconocer a una de la otra fácilmente.

Cada quien tiene su preferida, pero ambos productos tienen características propias que separan a uno del otro. Muchas personas no saben cuáles son estas características. Si eres una de ellas, a continuación te mostramos las singularidades que tienen la margarina y la mantequilla.

Origen y composición de la mantequilla y la margarina

La composición de la mantequilla y la margarina es distinta, ya que la primera tiene un origen animal y la segunda tiene un origen vegetal. 

Mantequilla

La mantequilla se obtiene después de la separación de la crema de leche, que está compuesta por un 80% de grasa láctea, 16% de agua y 2% de leche. Puede ser encontrada con sal, sin sal o dulce.

Margarina

La margarina tiene su origen en ácidos insaturados y grasas vegetales que son mejores para la salud. Pero para que la margarina pueda ser sólida y untable, debe pasar por un proceso llamado hidrogenación parcial.

Este tratamiento cambia la estructura de los ácidos insaturados y los convierte en saturados. Estos ácidos son los que se usan en la elaboración de bollos y otros productos de panadería y son los que elevan los niveles de colesterol.

Las margarinas también pueden ser de origen animal y contienen aditivos como colorantes, aromatizantes y emulsionantes, las versiones comercializadas como light, tienen alrededor de 60% de agua.

Nutrientes

En la mantequilla se pueden encontrar magnesio, fosforo, sodio y calcio que provienen de la leche, además de carotenos y vitaminas A, D y E.

La margarina, también contiene sodio y pueden encontrarse versiones con vitaminas, esteroles y probioticos.

Te puede interesar «¿Cómo preparar una cena saludable para niños?«

Calorías y grasas saturadas de la mantequilla y la margarina

Ambos son elementos grasos y por lo tanto son muy calóricos, pero la margarina tiene 900 calorías por 100 gramos de producto, en cambio la mantequilla tiene 750 calorías por cada 100 gramos.  

En cuanto a las grasas, la mantequilla tiene un 80% de grasas saturadas, debido a su origen animal, la margarina tiene menos grasas, por su origen vegetal. Pero debido al proceso industrial que sufre, la margarina tiene más grasas trans que la mantequilla.

Te puede interesar «¿Cómo desayunar saludable para bajar de peso?«

Procesos industriales de fabricación 

Para hacer la mantequilla, la leche pasa por un proceso de pasteurización, sedimentación y centrifugación en frio, para convertirse en el producto final.

La hidrogenación parcial que sufre la margarina, consiste en saturar parte de las grasas vegetales de la misma para que se convierta en sólida.

El efecto en nuestra salud de la mantequilla y la margarina

Efectos sobre nuestra salud de la mantequilla y margarina

Tanto la mantequilla como la margarina tienen un alto contenido en grasas, pero se diferencian en la margarina puede tener un nivel elevado de grasas trans debido a su proceso de fabricación.

Las grasas trans son muy toxicas y pueden causar daños en nuestro organismo y son aún peores que las grasas saturadas. Son las responsables del aumento del colesterol malo en el cuerpo y reducen el colesterol bueno del cuerpo.

La margarina fue creada con la intención de que fuera más saludable que la mantequilla. Pero debido a que el proceso industrial que se hacía para crearla originaba las grasas trans, este debió ser modificado para reducir el número de grasas trans o desaparecerlas.

Cualquier consumo en exceso es malo, por lo que no debe abusarse del contenido de ambas, porque tanto la mantequilla como la margarina, contienen grasas que pueden ser muy malas para el organismo si los productos son consumidos en grandes cantidades.

El consumo de grasas siempre debe ser moderado, porque estas pueden ocasionar que nuestro cuerpo aumente de peso y desarrolle enfermedades asociadas a ello, como la hipertensión, apnea del sueño, hipercolesterolemia y distintos tipos de cáncer.

Te puede interesar «6 Consejos para ser más saludable sin sufrir«

Conclusión

A simple vista la opción más saludable es la mantequilla, que no tiene las grasas trans que contiene la margarina. Las mantequillas saludables, a pesar de ser la opción más óptima, no deben ser consumidas en exceso, porque siguen siendo un producto con alto contenido graso.

En el mercado existen opciones de margarina saludable, que tienen una menor cantidad de grasas y que pueden ser una mejor opción para el consumo.

Debes elegir un producto que esté libre de grasas trans y que contenga una mínima cantidad de grasas saturadas.

Cuando hagas las compras, lee la etiqueta nutricional del producto y observa la cantidad de grasas trans y de grasas saturadas. Elige la menor cantidad de ambas y haz un consumo moderado del producto que compres.

Artículos Recientes