Vida saludable vs vida sedentaria, ¿cuál es la diferencia?


Vida saludable vs vida sedentaria

Vida saludable vs vida sedentaria, ¿cuál es la diferencia? Existen diversos estilos de vida y cada persona decide cuál llevar. Pero cuando se trata de apostar por una manera de vivir que involucre la salud y el bienestar en todas sus formas, existen unos más beneficiosos que otros.

Practicar una actividad física difiere de actividades sedentarias como ver una película. Esta actividad se llama sedentaria. El estilo de vida sedentario es en el que predominan actividades donde no te muevas mucho, estés sentado o tumbado mucho tiempo durante el día. El estilo de vida activa activo ayuda a controlar y prevenir actividades. (1*, 2*, 3*)

Con el pasar de los años, diversos estudios clínicos, han demostrado que la actividad física, es un complemento ineludible en la vida saludable.

Es por ello que el sedentarismo se presenta como un contrario a la salud. 

Impacto de la actividad física en la vida saludable

La evidencia científica ha venido demostrando con mayor fuerza, el vínculo que existe entre la actividad física y una vida saludable. Los indicios demuestran que para gozar las mieles de una buena salud, debes contar con la presencia de la actividad física en tu vida.

Hoy en día muchas personas alegan que les resulta prácticamente imposible sumar la actividad física a sus ajetreadas rutinas. Por fortuna, existen diversas formas de incluir el dinamismo y movimiento en tu día a día. Tantos, que puedes escoger no solo por la disponibilidad de tiempo, sino que también a tus gustos e intereses.

Con esto se demuestra que no era falta de tiempo, sino falta de información y en muchos casos, ausencia de disposición. Cosa que cambia cuando los resultados del esfuerzo físico, empiezan a aparecer.

La actividad física impacta favorablemente en la capacidad de disminuir los efectos de las enfermedades crónicas.

Esto favorece el desarrollo cognoscitivo, contribuye a la estabilidad y salud mental, ayuda a combatir hábitos nocivos como el consumo del tabaco y promueve una relación sana y asertiva, tanto consigo mismo, como con el entorno.

Equilibrar sabiamente el esfuerzo físico con una dieta saludable, son las principales vías para tener una vida sana. En un principio puede sonar que es algo muy difícil y genera cierto rechazo, pero la plenitud y energía que estos hábitos producen, son la mejor recompensa y la prueba de que no es tan complicado como parece.

¿Sedentarismo y la inactividad son lo mismo?

Vida sedentaria

Estos términos son similares y es comprensible que en muchos casos se lleguen a emplear como sinónimos. Pero en realidad, no son lo mismo.

Cuando hablamos de sedentarismo, por lo regular se emplea para describir un estilo de vida en el que las personas se dedican a llevar a cabo durante el día, solo actividades que ameriten el bajo consumo de energía física.

Se considera una persona sedentaria a aquellas que durante el tiempo que pasan despiertos, están mayormente sentados o reclinados.

Mientras que una persona inactiva, es aquella que no cumple con el mínimo recomendado de horas activa. Este tipo de personas no alcanza a sumar 3 horas de actividad física, durante una semana completa.

Lo explicado anteriormente demuestra que son conceptos parecidos, pero con diferencias marcadas. Aunque esto no significa que una persona no pueda ser sedentaria e inactiva al mismo tiempo. Pueden existir personas inactivas que pasen muchas horas sentadas, lo cual, las convertiría en sedentarias.

Recomendaciones para dejar el sedentarismo

Hay muchas actividades sencillas, entretenidas y económicas, que puedes agregar a tu rutina sin que interfieran en el desempeño de tus funciones, pero que sí impulsarán cambios positivos en tu salud y en tu vida.

Disponerte a dejar de lado el sedentarismo, es la mejor manera de cuidarte, de promover tu salud y estabilidad. Un cambio de perspectiva es lo único que necesitarás para que tomes la decisión de dar el paso y probar los resultados por ti mismo.

Aplica estos pasos

  • Caminatas de 30 minutos: puedes buscar espacios al aire libre que queden cerca de tu casa, acudir a parques, o simplemente recorrer la calle durante media hora cada día. Puedes invitar a amigos o familiares para hacer más ameno el recorrido, o si prefieres disfrutar del recorrido en soledad, también se puede.
  • Disminuye el uso de transportes: a los sitios que puedas ir caminado, hazlo. Busca excusas para mover tu cuerpo, por lo que desplazarte de un lado a otro caminando, es una oportunidad ideal y sumamente sencilla de anexar a tu rutina.
  • ¿Tienes una bicicleta?: si has guardado tu bicicleta, es momento de volverla a usar. Es un medio que favorece tu rendimiento físico y disminuye el riesgo de padecimientos cardiovasculares. Además de ser muy barato y ecológico, entonces es un ganar definitivo. Con la bicicleta cuidas tu salud, cuidas tu bolsillo y proteges al medio ambiente.
  • Aprovecha los momentos de aseo: esos instantes que dedicas a acondicionar tu casa, a dejarla limpia y bonita, también puedes aprovecharlos. Pon música que te motive y sacúdete a su ritmo, de esta forma obtendrás un 3 en 1, te cuidas, limpias y te diviertes.
  • Busca grupo de pares: hay grupos que se encargan de organizar excursiones, senderismo, recorridos por sitios que te generen interés, puedes buscar alguno de estos grupos, con personas que te motiven en el cumplimiento de tu objetivo.

Estas son apenas unas pocas recomendaciones de muchas a las que puedes optar, lo mejor es que tienen la capacidad de adaptarse a tus gustos, a tu presupuesto y a tu tiempo, para que el sumarte a estas y mantenerte, te resulte muy sencillo.

Conclusión

El sedentarismo o vida sedentaria produce un gran impacto en el padecimiento de un sinfín de enfermedades. La obesidad, la diabetes, enfermedades cardiovasculares, incluso hasta el cáncer, multiplican su probabilidad de ocurrencia, ante quienes llevan una vida sedentaria y/o inactiva. 

Por ello la vida sedentaria es vista como antónimo de estar sano. Entonces, si desees llevar una vida saludable, ten en cuenta que descartar el sedentarismo por completo.

La actividad física, dormir a las horas, tener una dieta balanceada te otorgará beneficios que mantendrán tu motivación y te permitirán romper los patrones culturales que te inducen a un estilo de vida sedentario, inactivo y desordenado.

Los especialistas recomiendan e incluso en las leyes se contempla la actividad física como un derecho, ya que es vista como una ruta hacia el bienestar que merece cada ciudadano.

Artículos Recientes